Mesa redonda “Los envases que cambiaron nuestras vidas”

La Plataforma Envase y Sociedad (PES) y Packnet reunió el pasado 6 de noviembre a expertos de la Asociación de Fabricantes de Cartón Ondulado (AFCO), Asociación Nacional del Envase de PET (ANEP), Asociación Española de Industriales de Plásticos (ANAIP), Asociación Nacional de Fabricantes de Envases de Vidrio (ANFEVI), BCME Asociación de Latas de BebidasFederación Española del Envase de Madera y sus Componentes (FEDEMCO) y Tetrapack.

Fue una jornada sobre las innovaciones que, aplicadas a los distintos tipos de envase y materiales empleados para su fabricación, han contribuido a mejorar la calidad de vida del consumidor, proporcionándole una mayor comodidad, seguridad alimentaria y mayor facilidad de uso, entre otros aspectos.

Durante la jornada “Los envases que cambiaron nuestras vidas”, celebrada en el marco de la feria Empack 2014, los expertos han destacado entre los avances producidos en torno al envase y embalaje la mejora de la reciclabilidad, la versatilidad de las materias primas empleadas y el uso de nuevos materiales que interactúan con el producto, amplían su vida útil y mejoran la conservación de sus propiedades.

La I+D+i aplicada al envase también tiene un impacto directo en términos de ahorro de costes y energía. Las nuevas técnicas permiten adaptar diseños o formatos para distintas aplicaciones y mejorar así la capacidad de almacenaje de los envases y la eficiencia logística, reduciendo las emisiones de CO2, y también los costes de producción para las empresas.

Los participantes abordaron la evolución experimentada por los distintos tipos de envase en las últimas décadas y cómo estos han contribuido a facilitar nuestros hábitos de vida y de consumo. El envase se ha convertido en un elemento imprescindible e identificador de la sociedad que atiende a muy diferentes necesidades.

Los expertos del sector señalan como un objetivo prioritario la búsqueda de materiales ligeros, reciclables y procedentes de recursos renovables o permanentes, que permiten el ahorro de productos mediante una mejor adaptación a las necesidades de los consumidores a través de una mayor variedad de tamaños  Además, el futuro del envase contará con nanocompuestos, nuevos envases inteligentes y activos, el empleo de materiales biodegradables y compostables y la aparición de nuevas funcionalidades derivadas de las combinaciones entre materiales.

Compartir: