LOS ENVASES APORTAN SEGURIDAD A LOS CONSUMIDORES

 

 

La sociedad española lo tiene claro: los envases les aportan seguridad en relación a los productos que consumen. Así se deduce del estudio de percepción que hemos llevado a cabo junto con los compañeros de Hispacoop y Consumer, y la colaboración de la consultora internacional de comunicación y asuntos públicos, Kreab.

El estudio constaba de una encuesta que fue realizada mediante el modelo CAWI (encuesta online asistida por ordenador) y cuya muestra se logró gracias a la difusión en redes sociales de la misma, alcanzando a un total de 952 personas, de todas las Comunidades Autónomas españolas. El objetivo del estudio era obtener una aproximación sobre el conocimiento y la percepción que tiene el ciudadano acerca de la seguridad que les aporta los envases, profundizando en el conocimiento que tienen de esta funcionalidad en función de su contenido: alimentación, limpieza y medicamentos.

En cada una de estas categorías de envases, los encuestados contestaron una serie de preguntas valorativas acerca de su visión en determinados aspectos de los envases que tienen relación con su seguridad o la seguridad que aportan al consumidor. También se les realizaron algunas preguntas enfocadas a conocer si siguen predominando en la sociedad ciertos mitos que ponen en duda la seguridad para el consumidor de ciertos envases y sus materiales.

Los resultados de la encuesta no podían ser más satisfactorios para el sector pues muestran cómo el ciudadano valora muy positivamente esta funcionalidad del envase que afecta directamente a su salud.

Gracias a los envases alimentarios, podemos consumir alimentos en perfectas condiciones, manteniéndose frescos más tiempo y sabiendo exactamente hasta cuando podemos consumirlos por la fecha de caducidad que llevan impresa. El 76,7% de los encuestados valora muy positivamente que los envases ayuden a conservar los alimentos y el 92,7% que protejan los alimentos de factores externos, llegando del productor al consumidor final en perfectas condiciones sin haber sido contaminados por patógenos o suciedad durante su almacenamiento y traslado.

El debate abierto acerca de la seguridad de los materiales en contacto con los alimentos parece superado pues tan sólo el 7% de los encuestados cree que los envases se descomponen en contacto con los alimentos alterándolos. El resto de la muestra es consciente de que los materiales de los envases en contacto con alimentos se someten a rigurosos análisis y cumplen unas estrictas normas de seguridad.

El etiquetado es otro de los aspectos que mejor valoran los consumidores respecto a la seguridad que les aportan los envases. El etiquetado de los productos alimentarios está fuertemente regulado debiendo mostrar información de vital importancia para la seguridad del consumidor, como son los alérgenos, la fecha de caducidad o el modo de preparación/conservación.

Otro tipo de productos que normalmente tenemos en casa y cuyo envasado es fundamental para asegurar la seguridad del consumidor son los productos de limpieza. Gracias a ellos, y a los múltiples sistemas con los que cuentan (cierres anti-niños) un producto potencialmente tóxico en manos equivocadas queda fuera del alcance de cualquiera y evita derrames accidentales que podrían ponernos en peligro. El 87,6% de los encuestados está de acuerdo con que los envases de productos de limpieza son una pieza clave en la protección del consumidor.

En este tipo de productos, el etiquetado coge mayor importancia al tener información sobre su composición, su correcto uso, dosificación… el 94,5% de los encuestados afirma que la información aportada por el etiquetado de los productos de limpieza es totalmente necesaria para garantizar su seguridad.

Los medicamentos son otro tipo de productos que suele haber en todos los hogares y cuyo uso indebido puede poner en peligro la salud de las personas. Por ello, los encuestados tienen claro que los envases de productos farmacéuticos son fundamentales para la seguridad de los pacientes (92%).

El prospecto de los medicamentos es otra pieza de su envasado, pues no es posible incorporar toda la información necesaria para el consumidor en la caja que lo contiene. El 65,5% de los encuestados afirman que saben interpretar y conocen la información que contiene un envase de este tipo.

Por otro lado, el 42,7% afirma que el envasado de productos farmacéuticos. aporta una mayor protección al consumidor por: ser una pieza clave en la lucha contra el fraude, está preparado para las personas invidentes y permitir la dosificación correcta del medicamento según las indicaciones del especialista.

Si quieres conocer a fondo el estudio y sus resultados, puedes leerlo completo en este enlace.

Tagged as: ,

Compartir:

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario