Las funciones de los envases de Agua Mineral Natural, más allá de la seguridad alimentaria

Los envases de Agua Mineral tienen muchas más funciones que garantizar que lleguen a nosotros tal y como se encuentra en la naturaleza, conservando toda su pureza y propiedades saludables.

Las particularidades que poseen las aguas minerales las convierten en un producto único, ya que son aguas puras en origen. Los envases, principalmente, ejercen una doble función, tal y como resalta José Ángel Garde, técnico del departamento de Tecnologías del Envase de AINIA con más de 20 años de experiencia en el sector: “la primera sería la de preservar el producto en el doble sentido: proteger el contenido que ha colocado el envasador para que conserve sus propiedades intactas y pueda mantenerse en óptimas condiciones y, en segundo lugar, protegerla de agentes externos”. Además, continua Garde, “el envase también tendría otras funciones clave, como por ejemplo, ser el soporte físico para una etiqueta, que es un canal de información con el consumidor, etc.”

Su envasado a pie de manantial hace que las características de las aguas minerales naturales se conserven intactas y que se proteja completamente su pureza original , por lo que no reciben ningún tipo de tratamiento químico ni microbiológico para su consumo. El envase, además, facilita su transporte, haciendo posible que el consumidor pueda disfrutar de su Agua Mineral Natural y pueda asegurarse una hidratación segura y de calidad en cualquier momento y lugar.

Este proceso de envasado, que se realiza en condiciones de extrema asepsia, permite que se conserven todas las propiedades y pureza que el agua tiene en la naturaleza y permite que pueda continuar protegida de la acción de agentes externos, tal y como la protege el acuífero. Por lo tanto, podemos decir que el envase es una extensión del propio acuífero, que pone a nuestra disposición un producto alimentario muy saludable tal cual se encuentra en la naturaleza.

Tal y como recuerda Irene Zafra, Secretaria General de ANEABE, “al tratarse de un producto alimentario, las aguas envasadas están sometidas a una legislación muy estricta en materia de higiene, seguridad alimentaria, lo que garantiza absolutamente su seguridad y el mantenimiento de su pureza y de sus características esenciales”.

envases agua

Otra funcionalidad clave del envase en las aguas minerales es garantizarnos una hidratación de calidad en todo momento y lugar. Esto es posible debido a la gran diversidad de formatos y tamaños en los que se envasa el Agua Mineral Natural y que se adecúan a las necesidades de cada persona y de cada circunstancia (en clase, trabajo, viajes,..).

Cabe reseñar que las Aguas Minerales han sido las primeras dentro de la Industria de Alimentación y Bebidas en utilizar envases con plástico reciclado y, además, actualmente los envases y embalajes utilizados son 100% reciclables.

Es importante señalar que se ha reducido un 40% el peso de los envases gracias al ecodiseño, que favorece una menor utilización de material. En este sentido, José Ángel Garde destaca que “se están buscando materiales que provengan de fuentes renovables y que consigan, por ejemplo, fabricar envases de PET procedentes 100% de fuentes renovables”.

 

La importancia de la etiqueta en los envases de Agua Mineral Natural

El etiquetado de los envases se presenta como un canal de información extraordinario para el consumidor. En él podemos encontrar el lugar de procedencia (manantial), sus características y la composición mineral específica, entre otras.

Para Garde, el envase es un importante canal de información “de alguna manera tiene que poder aportar y transmitir esa información al consumidor”, por eso, señala, “un buen etiquetado es fundamental e imprescindible”. Así garantizamos que, como consumidores, tenemos toda la información sobre el Agua Mineral Natural que estamos bebiendo.

El Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS) nos invita a fijarnos en la etiqueta para conocer las características y singularidades del agua mineral natural que escojamos, ya que, gracias a su información, el consumidor podrá saber siempre lo que bebe y elegir aquella que mejor se adapte a sus necesidades y preferencias.

Agua envasada y cuidado del medio ambiente

Aunque es verdad que el consumidor juega un rol importante en la utilización y posterior gestión de los envases, el sector de las Aguas Minerales pone todas las herramientas a su alcance para darles una segunda vida y que los envases usados se conviertan nuevamente en recursos con los que crear nuevos objetos (ropa, calzado, nuevas botellas, cuerdas, etc.).

Es por ello por lo que la industria siempre ha mostrado un compromiso claro con el cuidado y protección del medio ambiente; tanto es así, que las empresas del sector firmaron en el año 2012 un Compromiso Medioambiental con el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) donde se obligaban, de forma voluntaria, a cumplir ciertos objetivos medioambientales en 2015. Una vez alcanzados, ahora se trabaja en un nuevo Compromiso hasta el año 2020.

El compromiso es tal que la industria de las aguas envasadas contribuye económicamente a la correcta gestión medioambiental de sus residuos de envases abonando a ECOEMBALAJES cerca de 50 millones de euros anualmente en concepto de punto verde.

Un producto clave en catástrofes y emergencias

El Agua Mineral Natural es un elemento imprescindible en situaciones de emergencias o catástrofes naturales – incendios, terremotos o inundaciones, por ejemplo-, ya que se trata de un producto alimentario de primera necesidad.

Para evitar estas consecuencias, es fundamental tener un abastecimiento de agua seguro y de calidad, así como disponer de las suficientes reservas de agua mineral envasada para atender las necesidades de las personas afectadas.

En este sentido, tal y como afirma la Secretaria General de ANEABE, “el agua es un elemento esencial en todos los momentos de la vida. El envase protege el agua y facilita su trasporte y almacenamiento en condiciones de higiene y seguridad, sin que se altere su calidad hasta el momento de su consumo”. Por eso, añade, “las funciones del envase de protección, comodidad de trasporte y almacenamiento del agua, hacen que el envase sea, especialmente en casos de emergencia, un elemento fundamental para el abastecimiento de agua en cualquier momento de urgencia”.

Cada Agua Mineral Natural es diferente, gracias a la riqueza de la naturaleza que hace que cada producto sea único y tenga una composición particular. La ventaja que nos aporta su envase es que la hace fácilmente transportable para garantizarnos su acceso en prácticamente todas las situaciones de nuestro día a día. El sector de las Aguas Minerales es muy consciente de las ventajas que ofrecen los envases, por ello cada vez existen más formatos que nos permiten escoger un Agua Mineral Natural en función de nuestros gustos y necesidades para que en ningún momento nos falte el Agua Mineral a nuestro lado.

Compartir: